El sexo débil

Las queréis inocentes y manipulables;
como las niñas prepubertad.
Las queréis sin granitos en la cara;
como las niñas prepubertad.
Las queréis sin vello por el cuerpo;
como las niñas prepubertad.
Las queréis con la piel tersa;
como las niñas prepubertad.
Las queréis con las manos finas;
como las niñas prepubertad.
Sin embargo, las queréis con grandes pechos;
al menos más grandes que los de las niñas prepubertad.
Las queréis sin inteligencia;
al menos que no supere la vuestra de niñatos prepubertad.
Sois el sexo patético;
no sé cómo ellas os permiten
siquiera atreveros a concebirlas
como vuestro “sexo débil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba