La dona més feliç del món

Tienes eso que a muchos tíos, a partes iguales,
les gusta y asusta:
“es un poco putilla”.
Tienes eso que todas sus ex desconocían:
autonomía;
“pasa de mí”.
Tienes hiperactividad amorosa:
te enamoras de tantos como te nace
y escondes tan pocos como te place.
Tienes unas pocas vueltas al sol,
la cabeza en la Luna,
los pies en la Tierra
y los ojos sin mentiras.
Tienes mil ideas idiotas,
a un idiota idealizado
y la paciencia de quien sabe amar.
Tienes el tiempo contabilizado en besos de plastilina,
las ansias de vida a flor de piel
y la sonrisa de quien no tiene nada que perder.
Tienes…
No sé qué más tienes porque aún no te conozco,
pero me muero de ganas de comprobar
que tenía razón en todo esto,
y que tú no tienes ni dios, ni príncipe ni miedo al mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba